América Latina es en la mira del mundo para las infecciones y muertes por COVID-19. Aunque la región tiene poco más del 8% de la población mundial, a fines de junio representaba más del 50% de las muertes diarias registradas. Aproximadamente el 12% de estas muertes ocurren en México (más de 600 por día) y el 20% en Brasil (aproximadamente 1,000 por día).

En comparación con la mayoría de los países de la región, Brasil y México se retrasaron en la aplicación de la política pública de salud y de distanciamiento físico. En lo que respecta a la movilidad de la población, México y Brasil son los países con peores resultados y los menos capaces de contener el movimiento social en comparación con los que iniciaron en niveles prepandémicos. El único país que ha obtenido peores resultados respecto a estos es Nicaragua, donde casi no existe una política de distanciamiento físico. En contraste, Bolivia, Perú y Ecuador han sido los que más éxito han tenido en la disminución de la movilidad de la población.

Brasil y México también tienen un desempeño regional deficiente en lo que respecta a la salud pública y a la política de distanciamiento físico. Los datos de los observatorios, que tienen en cuenta las políticas estatales y federales, muestran que México y Brasil sólo superan a Nicaragua, mientras que su rendimiento es inferior al de todos los demás países de la región que disponen de datos. Aunque los datos de los demás países se presentan sólo a nivel nacional, obtenidos del Oxford COVID-19 Government Response Tracker, las lagunas son lo suficientemente amplias como para dejar claro que Brasil y México tienen un rendimiento relativamente deficiente en cualquier medida.

************

El Observatorio COVID-19 de la Universidad de Miami presenta datos actualizados, a lo largo del tiempo, estatales y nacionales sobre las políticas de salud pública adoptadas por los gobiernos para contener la pandemia, con un enfoque en México y Brasil.

El Observatorio es un proyecto liderado por la Universidad de Miami a través de su Instituto de Estudios Avanzados en las Américas, la Facultad de Artes y Ciencias, la Escuela de Medicina Miller y la Escuela de Comunicación, en colaboración con un número creciente de organizaciones y universidades en las Américas, incluyendo CIDE y Tómatelo a Pecho en México.